fbpx

Cuando nos apuntamos a clases de baile, vamos con la ilusión de aprender a bailar rápido y poder demostrar mis dotes como bailarín ante amigos, familiares o en las salas de baile. A la sensación inicial de vergüenza, llega una cierta impaciencia por avanzar rápido, o la frustración por no lograr los resultados en el tiempo que yo pensaba. Muchos alumnos en las primeras clases, no les sale un paso y ya quieren desistir y dicen, “esto no es para mí”. ¿Cuándo fuiste a tu primera clase del carnet de conducir dijiste, esto es imposible? Parecía muy complicado estar pendiente del volante, pedales, el cambio de marchas, la carretera y el tráfico, pero volviste hasta que te sacaste el carnet y ahora conduces en modo automático. Pues aprender a bailar salsa, bachata o cualquier baile también requiere un esfuerzo y constancia y te sorprenderás de todo lo que puedes lograr. Vamos a dar unos consejos para que le saques el mayor provecho a tus clases y al baile.

  • Se constante y no faltes a tus clases de baile.

Cuando aprendemos a bailar, es importante la evolución progresiva, es un proceso largo y es importante conseguir una buena técnica de base para evolucionar. Si no eres constante con tus clases, perderás conceptos y horas de práctica que frenaran tu evolución.

  • Entrena y práctica en casa lo aprendido.

Has ido a tus clases y has aprendido pasitos, figuras nuevas, algunos conceptos de técnica  y estilo que quieres añadir a lo que ya sabes, pero ha sido un poco confuso porque aún no te salía muy bien. En la siguiente clase se suelen repasar conceptos para afianzarlos, pero avanzaras y evolucionaras antes, si le dedicas al menos 15 minutitos al día siguiente en casa, que aún tendrás el paso fresco en la cabeza para que cuando llegues a clase lo tengas más claro y te sea más fácil afianzar lo aprendido y avanzar.

  • Sal a bailar al menos una vez a la semana.

Salir a bailar es el secreto de la evolución en el baile. Es esencial que cuando salgas a bailar, bailes mucho, ya que allí no tenemos al profesor que nos guie lo que tenemos que hacer. Aprendemos a improvisar, bailar con diferentes chicos y chicas, lo que nos hace mejorar nuestra guía o el dejarse llevar. La vergüenza no es una excusa y el no sentirse preparado tampoco, aunque sepa solo dos cositas, si lo practicas en la noche bailando, mejoraras mucho y veras que cada vez eres capaz de hacer más cosas y de forma inconsciente.

  • Ten paciencia y sobre todo disfruta.

Ten mucha paciencia, práctica mucho, pero sobre todo disfruta del proceso de aprendizaje y de los beneficios que da el baile. Conoces gente nueva, desconectas de la rutina, te ríes, pierdes la vergüenza por moverte y te hace muy feliz. En Son Salseros siempre le decimos a los alumnos que bailen con una gran sonrisa, y que cada vez que se equivoquen, pues unas risas y a seguir.

Si sigues estos consejos, te sorprenderás de todo lo que evolucionaras y sobre todo disfrutaras del baile. En Son Salseros, tu academia de baile en Sevilla, te invitamos a que pruebes nuestras clases de baile, donde el aprendizaje y la diversión están asegurados. Tenemos un grupo de profesores que con su profesionalidad y paciencia te ayudaran a sacar lo mejor que llevas dentro y consigas ser el rey de la pista 😉

 

 

WhatsApp Consultanos por Whatsapp